Category Archives : Apoyo movimiento Toma las plazas


CONVOCATORIA 30 JUNIO 2013: Qué queremos defender

English                             Français

El 30 de Junio de 2013, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra – Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio.

Decimos que el ejército no defiende lo que nosotras sí queremos defender

Mujeres de Negro contra la guerra de Madrid

Queremos y defendemos una sociedad en la que el Estado proporcione las condiciones para que todas las personas tengamos los mismos derechos y oportunidades.

Pedimos que:

El gasto militar se destine a gastos sociales: educación, sanidad, vivienda social, justicia, cultura, cooperación solidaria, desarrollo…

Desaparezca la impunidad y devuelvan todo lo robado.

Queremos que la respuesta de la sociedad continúe siendo noviolenta para que todas y cada una de las personas salgamos reforzadas de esta crisis.

LOS GOBERNANTES NO ACTÚAN EN NUESTRO NOMBRE y SÍ SE PUEDE

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

……………………………………………………………………….

¿Qué queremos defender?

Mujeres de Negro de Madrid consideramos que el ejército como institución (distinguimos al militar de la persona) no defiende lo que nosotras queremos defender. Queremos y defendemos una sociedad en la que el Estado proporcione las condiciones para que todas las personas tengamos los mismos derechos y oportunidades.

Vivimos una crisis económica en la que los gobernantes desarrollan políticas que protegen a los responsables de la crisis y cargan sus consecuencias en la ciudadanía; arropan a las estructuras financieras y protegen a las grandes empresas que, en la actualidad, continúan con ganancias mientras la situación laboral es cada vez más precaria y aumenta la pobreza. Quieren que las estructuras del Estado sean arcas de hacer de dinero para unos pocos y privatizan la educación, la sanidad, la justicia… Recortan derechos sociales conseguidos a lo largo de los años, como los derechos laborales o el aborto, y dan más poder a la Iglesia Católica; han despilfarrado nuestros recursos con una mala gestión a la vez que han favorecido la creación de redes corruptas. Redes que han usurpado grandes cantidades de dinero, impunemente, sin devolver lo robado.

El 15M hace dos años sacó la indignación a la calle, tomó las plazas y las convirtió en ágoras. Asambleas que se han repetido en los hospitales, en las universidades, en las que se han puesto en común sentimientos, análisis y alternativas de forma noviolenta. Estrategia por la que todas las personas, desde ancian@s a niñ@s, hemos podido participar en los debates, manifestaciones o encierros. Al escuchar, nos hemos respetado y aprendido unos de otros; hemos sido más imaginativos y al unir esfuerzos, hemos demostrado que no nos engañan, que sí se puede hacer de otra forma. Actividades que nos empoderan y nos hacen partícipes de nuestro presente y futuro, que nos ayudan a vencer el miedo y la desesperación y evitan que nos sintamos culpables de nuestra precariedad.

Sabemos que las respuestas violentas favorecen y refuerzan al que tiene el poder y la fuerza de las armas y que siempre pierde la sociedad civil, las personas más débiles.

Mujeres de negro hemos participado y continuaremos participando:

♀ En acciones noviolentas contra desahucios de viviendas, en defensa de la escuela pública, de la sanidad pública universal y de calidad; en los escraches a entidades bancarias o a políticos; contra la reforma laboral; contra la criminalización de las personas indocumentadas; en la Objeción Fiscal al gasto militar…

♀ En la denuncia de la militarización social a la que estamos sometidos.

♀ En la denuncia del gasto militar español, que asciende a 18.000 millones de euros.

Pedimos que:

♀ Desaparezca la impunidad y devuelvan todo lo robado.

♀ El gasto militar se destine a gastos sociales: educación, sanidad, vivienda social, justicia, cultura, cooperación solidaria, desarrollo…

Queremos que la respuesta de la sociedad continúe siendo noviolenta para que todas y cada una de las personas salgamos reforzadas de esta crisis.

Sabemos que lo destruido en años no se puede rehacer en un momento, pero decimos a los gobernantes que no están defendiendo nuestros intereses, sino los de quienes han provocado la crisis,

que NO ACTÚAN EN NUESTRO NOMBRE
y que SÍ SE PUEDE


CONVOCATORIA 26 DE JUNIO DE 2011: APOYO AL MOVIMIENTO TOMA LAS PLAZAS

English           Français

El último domingo de mes
en la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro
Invita
a una concentración de negro y en silencio
EL 26 DE JUNIO DEL 2011

APOYO AL MOVIMIENTO TOMA LAS PLAZAS
MUJERES DE NEGRO DE MADRID CONTRA LA GUERRA

Como mujeres, nos sentimos emocionadas con la amplia movilización social que, impulsada por el movimiento 15M y Democracia Real Ya, ha tomado las plazas y las calles de nuestras ciudades.

Como pacifistas y antimilitaristas, estamos entusiasmadas con el compromiso con la noviolencia adoptado por este movimiento.

Nos ha producido desilusión el escaso conocimiento del feminismo y el rechazo que provoca esta palabra sin que se intente profundizar en sus significados.

Queremos mantener las plazas como símbolo de la expresión del pueblo, como el ágora donde se abren las mentes compartiendo ideas con las demás.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la Historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

……………………………………………………………………….

APOYO AL MOVIMIENTO TOMA LAS PLAZAS

Como mujeres, nos sentimos emocionadas con la amplia movilización social que, impulsada por el movimiento 15M y Democracia Real Ya, ha tomado las plazas y las calles de nuestras ciudades.

Como pacifistas y antimilitaristas, estamos entusiasmadas con el compromiso con la noviolencia adoptado por este movimiento, tanto en las acampadas como en las masivas manifestaciones. Y no sólo en su aspecto formal -resistencia pacífica, distensión, las flores como símbolo- sino en el ejercicio del respeto a los demás y al entorno, y fundamentalmente en la convicción de no crear enemigos, facilitando el diálogo con quienes puedan pensar de otra manera.

Como activistas, no podemos por menos que sentirnos gratamente sorprendidas por el eco que ha tomado en nuestra sociedad este nuevo impulso lleno de frescura e imaginación, que ha desplegado sus ideas desde el profundo sentimiento de decepción y aislamiento que provoca la política actual.

No sólo se ha puesto en práctica un sistema de funcionamiento horizontal, que permite la participación de todas las personas en igualdad de condiciones, sino que se ha logrado la expresión multitudinaria a través de las “palabras sin voz” que son los gestos, sin dejar de lado la opción de manifestar los desacuerdos o diferencias.

Sin grandes ideologías, partiendo de cosas concretas y expresando soluciones concretas, se ha demostrado en las plazas que hay otras maneras de gestión política de la sociedad.

Como feministas, tenemos un sentimiento ambivalente. Por un lado, acogemos con agrado ciertas actitudes poco frecuentes, como el cuidado en promover un lenguaje inclusivo (de género, de personas sordas, de traducción a otros idiomas), y la búsqueda de un lenguaje respetuoso y no ofensivo. Por otro, la desilusión que nos produce el escaso conocimiento del feminismo y el rechazo que provoca esta palabra sin que se intente profundizar en sus significados. Lamentamos y denunciamos las agresiones que han sufrido las mujeres y los colectivos feministas que han participado en las movilizaciones y hacemos un llamamiento para procurar la reparación y dignificación de las mismas.

Hemos participado y seguiremos participando de las iniciativas que surjan de las asambleas populares de los barrios, de los pueblos, de las acampadas, porque apoyamos las premisas de este movimiento y queremos estar en las calles junto a la gente. Confiamos en la continuidad y perseverancia en las acciones que provoquen un cambio, no sólo en las políticas parlamentarias, sino en la conciencia de la sociedad civil.

Sabemos que el proceso no es fácil y que los errores también son posibles. Y como sabemos que tenemos defectos, pondremos aún más empeño en minimizarlos.

Queremos mantener las plazas como símbolo de la expresión del pueblo, como el ágora donde se abren las mentes compartiendo ideas con las demás.

Y, cómo no, para mantener viva la memoria de aquellas hermosas plazas liberadas en que perdieron la vida tantos defensores y defensoras de los Derechos Humanos a lo largo de la historia.