Category Archives : Día mundial del Medio Ambiente


CONVOCATORIA 24 JUNIO 2012: ANTE EL 40 ANIVERSARIO DEL DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

English   

El último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro
Invita
a una concentración de negro y en silencio.

EL 24 DE JUNIO DE 2012

Ante
La celebración del 40 aniversario del Día Mundial del Medio Ambiente

MUJERES DE NEGRO DE MADRID CONTRA LA GUERRA

Denunciamos:
El demoledor impacto de las actividades militares en el medioambiente, que pone en peligro la biosfera.
El expolio de los recursos naturales, el consumo de energía y la contaminación producida por el armamento químico, biológico y nuclear.
La destrucción de la biodiversidad y la alteración de los ecosistemas provocadas por el negocio de la guerra.

Exigimos:
La debida atención a la salud de la humanidad y del planeta.
La desaparición de inversiones económicas para el armamentismo y las pruebas y prácticas militares.
Inversiones económicas para la protección de la naturaleza y el desarrollo de la agricultura sostenible.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la Historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

……………………………………………………………………….


Ante el 40 aniversario del Día Mundial del Medio Ambiente

Desde hace mucho, el medio ambiente ha sido una víctima silenciosa de la guerra, sufriendo antes, durante y después del combate. (Mark Engler)

El 5 de junio se celebró el 40 aniversario del Día Mundial del Medio Ambiente. Mientras Ecologistas en Acción reclamaban algo tan obvio como que “se cumplan las leyes ambientales”, descubrimos por otro lado que la normativa europea de tratamiento de residuos excluye de su legislación el material destinado a fines militares.
Podemos imaginar a qué se debe este trato de favor.
El Instituto de Investigación para una Política de Paz de Starnberg (Alemania) hizo sus cálculos y concluyó que entre el 10 y 30% de la degradación ecológica mundial se debe a actividades relacionadas con los sectores militares. “Las fuerzas armadas son el mayor agente contaminante en nuestro planeta –y el menos reglamentado”.

Los efectos de las guerras son tan escandalosos que se ha prestado poca atención a sus consecuencias sobre el medioambiente. Afortunadamente cada vez son más los estudios sobre este asunto, y cada vez más los movimientos sociales que denuncian estos efectos. La conclusión es que el impacto de las actividades militares en el medioambiente es tan negativo que pone en peligro la propia biosfera.

Mujeres de Negro contra las Guerras queremos unirnos a estas denuncias señalando algunas de las demoledoras secuelas del militarismo en nuestro entorno:

♀ una gran parte de la energía que se consume en los países del Norte está destinada directa o indirectamente a fines bélicos.

♀ las actividades militares agotan los recursos naturales del planeta, especialmente la explotación de recursos minerales.

♀ contribuyen al calentamiento global; se calcula que la contribución de los ejércitos al efecto invernadero ronda el 10% de todas las emisiones.

♀ los ejércitos de todo el mundo provocan millones de toneladas de tóxicos. Estos residuos intoxican nuestros oceános: el Atlántico Norte y el Pacífico son los más afectados, junto con los mares Báltico y Mediterráneo.

♀ los efectos de las armas incluyen también la deforestación, la desaparición de especies animales y las deformaciones genéticas. Las radiaciones de armamento y pruebas nucleares muestran sus consecuencias en las enfermedades cancerígenas y en los cambios genéticos.

♀ entre 50 y 100 millones de animales son utilizados cada año en experimentos científicos con fines bélicos.

Todo esto provoca la destrucción de la biodiversidad y la alteración de los ecosistemas. Asimismo la contaminación del aire, la tierra y el agua por armamento químico, biológico y nuclear tiene graves consecuencias en la salud y equilibrio del planeta.

Exigimos la desaparición de las inversiones económicas para el armamentismo y las actividades militares, derivando estas inversiones hacia la protección de la naturaleza y el desarrollo de la agricultura sostenible, cuyas partidas presupuestarias han sido peligrosamente disminuidas.