Category Archives : Resolución ONU 1325


CONVOCATORIA 29 Mayo 2016: en conmemoración del 24 de mayo, Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme


English                                                                Français

El 29 de mayo de 2016, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra - Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio.

En conmemoración del 24 de mayo, Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme

Mujeres de Negro de Madrid contra la guerra manifestamos que

Es urgente y necesario generar otras políticas de acogida y solidaridad con la población sufriente de las zonas en conflicto.

Que se tomen medidas urgentes encaminadas a la erradicación de la investigación, fabricación y venta de armas, para acabar con este comercio que alimenta la violencia y los conflictos que asolan a la humanidad.

Denunciamos el carácter patriarcal y militarista de la Resolución 1325 de la ONU y otras similares, que representan la guerra y el conflicto militar como un hecho natural e inevitable.

Invitamos a hacer Objeción Fiscal en la Declaración de la Renta, como medio al servicio de la Paz. Con ello se pretende que no se destine “Ni un solo euro, ni una sola mujer, ni un solo hombre, ni un solo pensamiento para la guerra”; que no se destine un euro a fabricar o investigar armas que matan a seres humanos.


Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

..................................................................................


En la conmemoración del 24 de mayo, Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme

Queremos decir que estamos en contra de las guerras y de todo militarismo porque éste perpetúa el orden patriarcal establecido, que mantiene un sistema de dominación generador de injusticias y que no garantiza un desarrollo humano justo y sostenible. No creemos en la lucha armada porque perpetúa la ley del más fuerte.

El militarismo es transmisor y exaltador de valores machistas que en nada favorecen la equidad y la igualdad de oportunidades. Alimenta la “naturalización” de la violencia y devalúa el cuidado de la vida en toda su integridad, manteniendo una visión dicotómica del mundo.

Es por ello que nos hemos opuesto desde siempre a la presentación como un avance de la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas o su participación en las guerras como combatientes. Desde nuestra óptica feminista esto es una aceptación de los valores patriarcales y un paso más en la progresiva militarización social. Los planteamientos feministas – antimilitaristas apuntan a una sociedad sin dominaciones de género y, por extensión, sin ningún tipo de dominaciones.

Desde estas premisas, queremos denunciar la situación de las zonas en conflicto y cómo las medidas que toma la Comunidad Internacional son ineficaces, cuando no inexistentes. Mientras que esas medidas van desde armar a las diversas facciones del conflicto a organizar inútiles cumbres para sentar las bases de una hipotética negociación que nunca llega, las poblaciones civiles de Siria, Iraq, Afganistán, Ucrania, Yemen, etc siguen sufriendo las consecuencias de la guerra, la militarización sigue aumentando y vemos como cada vez se silencian más las voces que apuestan por soluciones noviolentas a los conflictos.

La situación se vuelve más sangrante cuando vemos cómo la civilizada Europa aplica políticas dignas de cualquier régimen dictatorial a la población refugiada de los campos de concentración en Grecia y Turquía, y además se lava las manos dejando que las medidas más sucias las tomen otros (en este caso Turquía).


Por ello manifestamos que:

Es urgente y necesario generar otras políticas de acogida y solidaridad con la población sufriente de las zonas en conflicto.

Que se tomen medidas urgentes encaminadas a la erradicación de la investigación, fabricación y venta de armas, para acabar con este comercio que alimenta la violencia y los conflictos que asolan a la humanidad.

Denunciamos el carácter patriarcal y militarista de la Resolución 1325 de la ONU y otras similares, que representan la guerra y el conflicto militar como un hecho natural e inevitable.

Invitamos a hacer Objeción Fiscal en la Declaración de la Renta (*), como medio al servicio de la Paz. Con ello se pretende que no se destine “Ni un solo euro, ni una sola mujer, ni un solo hombre, ni un solo pensamiento para la guerra”; que no se destine un euro a fabricar/investigar armas que matan a seres humanos.


La paz es un valor fundamental para las vidas de las personas, las familias y las naciones del mundo.


(*) Para más información sobre la campaña de Objeción Fiscal a los Gastos Militares:
www.nodo50.org/objecion fiscal/
www.educarueca.org/




CONVOCATORIA 24 NOVIEMBRE 2013: Conmemoración 25 Noviembre Contra la impunidad de miembros de las misiones de la ONU

English           Français                

El 24 de noviembre de 2013, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra – Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio.

En conmemoración del 25 de noviembre,
Día internacional para la eliminación de la violencia contra la Mujer

Mujeres de Negro de Belgrado, Madrid, Londres, Lovaina (Bélgica), Area de la Bahía de San Francisco, junto con Alternativa Antimilitarista.MOC las Palmas de Gran Canaria, Colectivo Mujeres Libres Yazirat, Montserrat Fenosa Choclán (Catalunya), No Dal Molin di Vicenza (Italia), Grupo Jaima – amigas y amigos de la RASD, Brigadas Feministas MZC – Córdoba, iniciamos una campaña global para:

Abolir la inmunidad de los miembros de las llamadas misiones de paz de las Naciones Unidas para que se castiguen los delitos sexuales y otros, y así poner fin a la impunidad.

Desde la noviolencia seguiremos luchando por la desmilitarización social y en contra la guerra.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid


……………………………………………………………………….

¡CONTRA LA IMPUNIDAD!

¡Por la abolición de la inmunidad de los integrantes de misiones de paz de la ONU!

Inicio de la campaña global de la Red Internacional de Mujeres de Negro con motivo del 13 aniversario de la Resolución 1325 de la ONU “Mujeres, paz y seguridad”.

El 31 de octubre del 2000, el Consejo de Seguridad (CS) de la ONU aprobó la Resolución 1325, “Mujeres, Paz y Seguridad”. Fue la primera vez que el CS de la ONU pidió la inclusión de las mujeres en los procesos de paz y en la aplicación de los tratados de paz. Al menos, esas fueron las ideas tras la R1325, por las que numeros@s activistas por la paz de todo el mundo habían estado trabajando denodadamente.

La Resolución 1325/R1325 se centra en 4 puntos importantes: 1) Participación de las mujeres en los procesos de paz y en la toma de decisiones sobre la paz. 2) Incorporar la perspectiva de género en los procesos de paz y entrenamientos sobre la perspectiva de género en lo que llamamos “las misiones de paz”. 3) Protección de las mujeres en los conflictos armados y en el postconflicto. 4) Incorporación de la perspectiva de género en los informes de la ONU y en los mecanismos empleados en la implementación de los acuerdos de paz.

Sin embargo, la aplicación de la R1325 está lejos de cumplir las expectativas. Un gran número de activistas feministas-antimilitaristas y de expert@s regionales y mundiales en seguridad, cuyos puntos de vista compartimos, insisten en el hecho de que el problema no es sólo la aplicación de R1325, sino que el problema es en sí el carácter militar de la misma:

1. El carácter patriarcal y militarista de la Resolución 1325 se refleja en el hecho de que trata casi exclusivamente el tema de la guerra y el conflicto militar como un estado de cosas permanente, natural e inevitable, lo que es, incluso, contradictorio con el papel de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad en el mundo. Consideramos que la ONU con dicha Resolución, intenta maquillar las guerras como única solución de los conflictos. En suma, las perpetúa y es por eso que nos seguiremos esforzando por la desmilitarización de la R1325. Mantenemos que las guerras y el militarismo que generan son el principal enemigo de la sociedad civil, de las mujeres y de las niñ@s. Por tanto las guerras siempre serán su principal enemigo.

2. La militarización del feminismo y de las reivindicaciones feministas a través de la introducción de una perspectiva de género de la siguiente manera: una representación más numerosa de las mujeres en el sector de la seguridad y las estructuras militaristas reduce las demandas de igualdad de acceso al poder exclusivamente a la participación de las mujeres en las estructuras patriarcales autoritarias, en el poder militar y en la concepción militarista de la seguridad; por el contrario, al punto más importante de preocupación para las mujeres, la seguridad humana, se le atribuye una importancia secundaria en la R1325. La seguridad humana va más allá del uso de fuerza y de la intervención militar. Tal como reconoce la propia ONU, al hablar de seguridad hay que hablar también de seguridad alimentaría, ambiental, comunitaria, económica, etc. Las mujeres, también en el ámbito familiar y laboral, tienen una existencia condicionada por la violencia que se ejerce sobre ellas. Se mata o se maltrata a una mujer por no cubrir las expectativas que se esperan de ella. Mientras los gobiernos consideren que esta violencia pertenece al ámbito privado, siempre va a estar presente en nuestras sociedades. Seguridad es ausencia de violencia contra la mujer, igualdad de acceso al poder (político, económico y social). La lucha contra la violencia hacia las mujeres tiene que ser incorporada en las estrategias de seguridad nacional.

3. El espíritu colonial y hegemónico: la R1325 se aplica principalmente en los países pobres del sur, en zonas de post-conflicto, en los llamados países en transición. Ni siquiera todos los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU han adoptado planes de acción nacionales para la aplicación de la R1325. Esta Resolución es, cada vez más, una preocupación de los Estados o las élites de las ONG, que están lejos de los grandes sectores de la población, especialmente de las mujeres. Por eso la R1325 tiene un impacto muy limitado sobre la situación de las mujeres pobres y el castigo de la violencia y el crimen. Sobre la base de los informes recopilados durante más de 10 años de existencia de la R1325, se ve que se han hecho pequeños avances en la reducción en el número de los delitos sexuales en zonas de guerra.

Tras el alto el fuego en una guerra, la ONU envía a las zonas de conflicto a los Cascos Azules, o Ejércitos Humanitarios. En vez de proteger a las mujeres, en muchas partes del mundo estas fuerzas abusan sexualmente de mujeres y niñ@s, bien aprovechándose de la prostitución a la que se ven abocadas por la miseria extrema en la que viven, o bien de mujeres esclavas sexuales retenidas a la fuerza por mafias que las explotan; y, a veces, en actos de violación, que solo ocasionalmente las mujeres se atreven a denunciar. Violaciones que quedan impunes por la protección que se da a los soldados.

En el XVI Encuentro Internacional de Mujeres de Negro en Montevideo, Uruguay, celebrado entre el 19 y 24 de agosto de 2013 se ha decidido que Mujeres de Negro, como movimiento internacional feminista-antimilitarista, inicie una acción global para la abolición de la inmunidad de los integrantes de las “misiones de paz” de las Naciones Unidas, los llamados “cascos azules”.

Con motivo del 13 aniversario de la R1325, el pasado 30 de octubre y el 25 de noviembre, Día Internacional de la violencia contra la Mujer empezamos con la campaña de movilización global, con el fin de:

Abolir la inmunidad de los miembros de las misiones de paz de las Naciones Unidas, así como castigar los delitos sexuales y otros, para poner fin a la impunida.

Desde la noviolencia seguiremos luchando por la desmilitarización y en contra la guerra. Consideramos que todas las guerras son ilegales e ilegítimas y un lastre para todo el ecosistema. Seguiremos haciendo presión para que el gasto militar se destine a gastos sociales, educación, sanidad, cultura, cooperación y la seguridad de las mujeres.

De esta forma, iniciamos una campaña global para abolir la inmunidad de las misiones de paz. En el marco de la campaña realizaremos múltiples actividades.

Mujeres de Negro de Belgrado, Madrid, Londres, Lovaina (Bélgica), Area de la Bahía de San Francisco, junto con Alternativa Antimilitarista.MOC las Palmas de Gran Canaria, Colectivo Mujeres Libres Yazirat, Montserrat Fenosa Choclán (Catalunya), No Dal Molin di Vicenza (Italia), Grupo Jaima – amigas y amigos de la RASD, Brigadas Feministas MZC – Córdoba

25 de noviembre 2013


CONVOCATORIA 27 OCTUBRE 2013: Resolución de la ONU 1325

                         
El 27 de octubre de 2013, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra – Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio.

En el 13 aniversario de la Resolución de la ONU 1325
Mujeres de Negro contra la guerra de Madrid consideramos que todas las guerras son ilegales e ilegítimas y pedimos a la ONU:

Que considere las guerras como un lastre para todo el ecosistema e inste a los gobiernos a demilitarizar sus propios países.

Abolir la inmunidad de los miembros de las misiones de paz de las Naciones Unidas, así como sancionar los delitos sexuales y otros, para poner fin a la impunidad.

Que el gasto militar se destine a gastos sociales, educación, sanidad, cultura, cooperación y a la seguridad de las mujeres.


El gasto militar español, distribuido en distintas partidas, para el 2014 será de 14.513 millones de €* y el presupuestado para la violencia de género de 23 millones €.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

……………………………………………………………………….

LA RESOLUCIÓN 1325 DE LA ONU: MUJERES, PAZ Y SEGURIDAD

El Consejo de Seguridad de la ONU el 31 de octubre del 2000 mostró preocupación por el hecho de que los civiles, y particularmente las mujeres y los niños, constituyen la inmensa mayoría de los que se ven perjudicados por los conflictos armados.

El carácter patriarcal y militarista de la Resolución 1325 se refleja en el hecho de que trata casi exclusivamente el tema de la guerra y el conflicto militar como un estado de cosas permanente, natural e inevitable, lo que es, incluso, contradictorio con el papel de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad en el mundo. Consideramos que la ONU, con dicha Resolución, intenta maquillar las guerras a la vez que les da carácter de alternativa para la solución de los conflictos y guerras, en suma, las perpetúa. Mantenemos que las guerras y el militarismo que generan son el principal enemigo de la sociedad civil, de las mujeres y de las niñ@s. Por tanto las guerras siempre serán su principal enemigo.

Tras el alto el fuego en una guerra, la ONU envía a las zonas de conflicto a los Cascos Azules, o Ejércitos Humanitarios. En vez de proteger a las mujeres, en muchas partes del mundo estas fuerzas abusan sexualmente de las mujeres y de las niñ@s, bien aprovechándose de la prostitución a la que se ven abocadas por la miseria extrema en la que viven, o bien de mujeres esclavas sexuales retenidas a la fuerza por mafias que las explotan; y, a veces, en actos de violación, que solo ocasionalmente las mujeres se atreven a denunciar. Violaciones que quedan impunes por la protección que se da a los soldados.

La seguridad humana va más allá de la intervención militar. Tal como reconoce la propia ONU, al hablar de seguridad hay que hablar también de seguridad alimentaria, ambiental, comunitaria, económica, etc.

Las mujeres, también en el ámbito familiar y laboral, tienen una existencia condicionada por la violencia que se ejerce sobre ellas. Se mata o se maltrata a una mujer por no cubrir las expectativas que se esperan de ella. Mientras los gobiernos consideren que esta violencia pertenece al ámbito privado, siempre va a estar presente en nuestras sociedades. Seguridad es ausencia de violencia contra la mujer, igualdad de acceso al poder (político, económico y social). La lucha contra la violencia hacia las mujeres tiene que ser incorporada en las estrategias de seguridad nacional.

Mujeres de Negro contra la guerra de Madrid, en el 13 aniversario de la Resolución 1325, consideramos que todas las guerras son ilegales e ilegítimas y pedimos a la ONU:


♀ Que considere las guerras como un lastre para todo el ecosistema e inste a los gobiernos a desmilitarizar sus propios países.

♀ Abolir la inmunidad de los miembros de las misiones de paz de las Naciones Unidas, así como sancionar los delitos sexuales y otros, para poner fin a la impunidad.

♀ Que considere la violencia que se ejerce contra las mujeres como problema de seguridad de los Estados e inste a los gobiernos a que legislen para que llegue el día en que las mujeres puedan vivir en seguridad.

♀ Que el gasto militar se destine a gastos sociales, educación, sanidad, cultura, cooperación y a la seguridad de las mujeres. El gasto militar español, distribuido en distintas partidas, para el 2014 será de 14.513 millones de € y el presupuestado para la violencia de género de 23 millones €.

Desde la noviolencia seguiremos luchando por la desmilitarización social y en contra la guerra