CONVOCATORIA 26 Enero 2020: Día escolar de la noviolencia, 30 de enero de 2020



El 26 de enero de 2020, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra - Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio:

Día escolar de la noviolencia, 30 de enero de 2020


Mujeres de Negro contra la guerra queremos resaltar la necesidad de formar desde la más temprana edad, tanto en las escuelas como en las familias, en la educación para la paz y la regulación noviolenta de conflictos.

La ausencia de metodología participativa y de aprendizaje cooperativo hace de nuestros centros escolares todo lo contrario a escuelas de noviolencia. La falta de libertad del profesorado, la propuesta de un "pin parental" que supuestamente pretende proteger el derecho de los padres a elegir la educación de los hijos y no es más que una forma de limitar los derechos de esos niños.
La sociedad exige al profesorado que empuje un vehículo, el de la educación, que va por unas vías imposibles, llenas de obstáculos.

Mujeres de Negro contra la guerra, en este Día escolar de la noviolencia, pedimos:

♀ Democracia en la gestión de los centros educativos con mayor participación y libertad del profesorado.

♀ Una Educación en la noviolencia que integre el multiculturalismo y la diversidad de nuestro alumnado.

♀ La educación en la regulación noviolenta de conflictos para una cultura de paz y la dotación de recursos para la formación en estos saberes.


Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid
..................................................................................


Día escolar de la noviolencia, 30 de enero de 2020

La ONU declaró en 2007 el 30 de enero, fecha del asesinato de Gandhi, como Día Internacional de la noviolencia. Mujeres de Negro contra la guerra queremos resaltar la necesidad de formar desde la más temprana edad, tanto en las escuelas como en las familias, en la educación para la paz y la regulación noviolenta de conflictos. Entendemos la educación para la paz como un proceso que nos permita comprender el mundo en el que vivimos conectando los hechos con sus causas. Pretendemos educarnos para ser parte de una sociedad menos violenta y más justa encaminada al cambio social, utilizando la regulación noviolenta de conflictos como motor de cambio.

En los centros escolares europeos el nombre de Erasmo se ha hecho popular por los programas de intercambio internacionales, sin embargo, se olvidan sus trabajos sobre la paz. Suya es la frase: La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa. Otro clásico de la educación europea, Francesco de Petrarca ya señaló las causas que engendran la violencia: el miedo, la avaricia, la envidia, el odio y el orgullo.

Nuestros planes de estudio parecen haber olvidado esta herencia del Humanismo europeo relegando su estudio a mera anécdota, priorizando la enseñanza de las tecnologías y el bilingüismo, ese gran creador de analfabetismo en las dos lenguas, al pretender que el alumnado aprenda todas las materias en un idioma que no es el suyo.

La sobrecarga de asignaturas, el poco espacio de las Humanidades en el currículo, la ausencia de metodología participativa y de aprendizaje cooperativo hace de nuestros centros escolares todo lo contrario a escuelas de noviolencia.
La falta de libertad del profesorado, acuciado por la presión de los horarios, las exigencias de notas altas, que parece que es lo único que importa a las familias y a las autoridades académicas, es una dificultad a la hora de diseñar actividades que pudieran ser más motivadoras. A esto se añade la propuesta de un "pin parental" que supuestamente pretende proteger el derecho de los padres a elegir la educación de los hijos y no es más que una forma de limitar los derechos de esos niños.

La sociedad exige al profesorado que empuje un vehículo, el de la educación, que va por unas vías imposibles, llenas de obstáculos. El mayor, la falta de democracia en los centros escolares junto a la masificación en las aulas. A los equipos de dirección ya no los elige la comunidad educativa el centro, sino la Administración.

Mujeres de Negro contra la guerra en este Día escolar de la noviolencia pedimos:

Democracia en la gestión de los centros educativos con mayor participación y libertad del profesorado.

Una Educación en la noviolencia que integre el multiculturalismo y la diversidad de nuestro alumnado.

La educación en la regulación noviolenta de conflictos para una cultura de paz y la dotación de recursos para la formación en estos saberes.


Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *