CONVOCATORIA 24 Noviembre 2019: El buen trato, el derecho de las mujeres



El 24 de noviembre de 2019, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra - Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio:

El buen trato, el derecho de las mujeres


En conmemoración del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Mujeres de Negro contra la guerra de Madrid consideramos que:

♀ Todas las personas tenemos que pensar qué ha supuesto y supone la violencia en las relaciones humanas y replantearnos los cambios que debemos hacer en nuestras conductas.

♀ La educación en la escuela tiene que estimular la autoestima de las niñas y los niños, para superar la cultura de dominación de unos sobre otras.

♀ La sociedad no puede tolerar el trato vejatorio ni los asesinatos de las mujeres por el hecho de ser mujeres.

♀ Nuestros gobiernos tienen que proporcionar recursos económicos y de todo tipo para dar seguridad a las mujeres que sufren violencia, que les faciliten salir de ella y para que puedan ser las gestoras de su vida y su futuro.

Nuestro recuerdo especial a todas las asesinadas por ser mujeres, a sus hijas e hijos también asesinados y a la orfandad que genera esta violencia.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid
..................................................................................


El buen trato, el derecho de las mujeres

En conmemoración del 25 de noviembre, Día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres, queremos visibilizar, una vez más, la necesidad de trabajar contra la violencia que se ejerce contra ellas por el hecho de ser mujeres.

La violencia que sufrimos las mujeres es un engranaje fundamental de la violencia estructural en todas las culturas. La violencia es la respuesta social dada desde siempre para dominar, explotar, controlar, anular, humillar...y así imponernos al otro. Se ejerce sobre las mujeres en la vida cotidiana y es en las guerras donde la violencia de género aumenta de forma exponencial.

Las mujeres, cuando menos, la mitad de la población, hemos sido culturalmente consideradas inferiores, propiedad de los hombres, con la función de servir a los intereses del patriarcado, de la nación, del militarismo. Esa consideración de 'ser inferior' ha supuesto nuestra exclusión de los espacios sociales. Exclusión interiorizada en los dos géneros y exclusión que en sí misma es violencia, tanto física como psíquica, hacia las mujeres.

La violencia ha modelado nuestras relaciones, por lo que el respeto, la consideración y el buen trato hacia las mujeres no ha formado parte de la socialización. Consideramos que la violencia continúa impregnando nuestra cultura, haciendo que las mujeres no pongamos en primer lugar nuestro derecho a ser personas y no nos valoremos por nosotras mismas, sino por quien es nuestra pareja. De esta forma, asumimos ser víctimas y aceptamos un trato vejatorio.

El reto está en rechazar ser víctimas y poner siempre por delante nuestro derecho al buen trato.

Desde Mujeres de Negro vemos que, para trabajar contra la violencia hacia las mujeres, es necesario tener en cuenta que el aprendizaje, la utilización, socialización y normalización de toda violencia a lo largo de la historia, es la causa del maltrato y el asesinato de tantas mujeres. Para dar pasos en su erradicación consideramos necesario:

Todas las personas tenemos que pensar qué ha supuesto y supone la violencia en las relaciones humanas y replantearnos los cambios que debemos hacer en nuestras conductas.

Enseñar a vivir desde la infancia el derecho a recibir y dar un buen trato.

La educación en la escuela tiene que estimular la autoestima de las niñas y los niños, para superar la cultura de dominación de unos sobre otras.

La sociedad no puede tolerar el trato vejatorio ni los asesinatos de las mujeres por el hecho de ser mujeres.

Nuestros gobiernos tienen que proporcionar recursos económicos y de todo tipo para dar seguridad a las mujeres que sufren violencia, que les faciliten salir de ella y para que puedan ser las gestoras de su vida y su futuro.


Nuestro recuerdo especial a todas las asesinadas por ser mujeres, a sus hijas e hijos también asesinados y a la orfandad que genera esta violencia.



Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *