Antimilitarismo


CONVOCATORIA 26 noviembre 2017: Desarma Madrid

El 26 de noviembre de 2017, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra – Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio.

Desarma Madrid
No a las ferias de armamento

Contra la Feria de Armamento HOMSEC, celebrada en el recinto del IFEMA.
Contra la represión hacia los y las activistas noviolentas que intentan impedir el comercio de armas.
♀ Nos negamos a que los espacios públicos se utilicen para alojar eventos que fomentan la cultura de la guerra.
♀ Queremos un modelo de seguridad humana integral, que contemple otros aspectos como la seguridad económica, alimentaria y medioambiental.
Si denunciar que los señores de la guerra se lucran a costa del sufrimiento de millones de personas en todo el mundo, es desobedecer la ley… entonces,
¡ nosotras seguiremos desobedeciendo !

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

……………………………………………………………………….

DESARMA MADRID
No a las Ferias de Armamento

El pasado 14 de marzo, 19 activistas organizaron una acción noviolenta a las puertas de IFEMA en Madrid para protestar en contra de la feria de armamento HOMSEC 2017, un evento que reunió a comerciantes de armas y agentes, públicos y privados, que se benefician del negocio de la guerra; a empresas de seguridad privada militar y empresas de videovigilancia, empresas como Navantia o ISDEF, entre otras.
La Plataforma Desarma Madrid exigía en su comunicado a IFEMA la cancelación del evento, y llamaba a usar los espacios públicos para la promoción de una cultura de paz, y no como escaparates de la guerra y la violencia.
Durante la acción se desplegaron en la puerta varias pancartas con el lema ‘Desarma Madrid’, mientras 6 personas ‒número de edición de la feria‒ se rociaron de pintura roja en representación de la sangre vertida por las víctimas en las guerras. Otro grupo más numeroso portó carteles con los nombres de algunos de los países donde se utilizan esas armas -Siria, Libia, Yemen, Palestina, Irak y Libia, entre otros. La policía intervino, deteniendo a las 19 personas.

Meses después, la Delegación del Gobierno ha enviado multas por valor total de 11.419 €. Resulta irónico que se aplique la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana (conocida popularmente como Ley Mordaza) para criminalizar a quien de manera noviolenta denuncia la barbarie de la guerra, y que se olvide la legislación española que establece que se deben denegar las autorizaciones de exportación de armas si estas pueden ser empleadas para perturbar la paz, la estabilidad o la seguridad en cualquier ámbito mundial o regional (Ley 53/2007).

Nos negamos a que los espacios públicos se utilicen para alojar eventos que fomentan la cultura de la guerra.

Rechazamos los modelos de seguridad represivos y centrados en amenazas militares sobre la integridad territorial y política de los Estados.

Creemos en un modelo de seguridad humana que defiende el derecho a una vida libre de violencia, libre de miseria y libre de miedo.

Queremos un modelo de seguridad humana integral, que contemple otros aspectos como la seguridad económica, alimentaria y medioambiental.

Si denunciar que el Gobierno del Estado español no respeta sus obligaciones en materia de Derechos Humanos y que incumple normativas tanto internas como internacionales sobre comercio de armas, es desobedecer…

Si denunciar que los señores de la guerra se lucran a costa del sufrimiento de millones de personas en todo el mundo, es desobedecer la ley…

entonces,

¡nosotras seguiremos desobedeciendo!
¡No a la Ley Mordaza!

Noticias sobre la acción del 14 de marzo en IFEMA:
Noticia en El Salto
Noticia en La Marea
Vídeo de la acción


CONVOCATORIA 29 Mayo 2016: en conmemoración del 24 de mayo, Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme

English                                                                Français

El 29 de mayo de 2016, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra – Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio.

En conmemoración del 24 de mayo, Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme

Mujeres de Negro de Madrid contra la guerra manifestamos que

Es urgente y necesario generar otras políticas de acogida y solidaridad con la población sufriente de las zonas en conflicto.

Que se tomen medidas urgentes encaminadas a la erradicación de la investigación, fabricación y venta de armas, para acabar con este comercio que alimenta la violencia y los conflictos que asolan a la humanidad.

Denunciamos el carácter patriarcal y militarista de la Resolución 1325 de la ONU y otras similares, que representan la guerra y el conflicto militar como un hecho natural e inevitable.

Invitamos a hacer Objeción Fiscal en la Declaración de la Renta, como medio al servicio de la Paz. Con ello se pretende que no se destine “Ni un solo euro, ni una sola mujer, ni un solo hombre, ni un solo pensamiento para la guerra”; que no se destine un euro a fabricar o investigar armas que matan a seres humanos.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

……………………………………………………………………….

En la conmemoración del 24 de mayo, Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme

Queremos decir que estamos en contra de las guerras y de todo militarismo porque éste perpetúa el orden patriarcal establecido, que mantiene un sistema de dominación generador de injusticias y que no garantiza un desarrollo humano justo y sostenible. No creemos en la lucha armada porque perpetúa la ley del más fuerte.

El militarismo es transmisor y exaltador de valores machistas que en nada favorecen la equidad y la igualdad de oportunidades. Alimenta la “naturalización” de la violencia y devalúa el cuidado de la vida en toda su integridad, manteniendo una visión dicotómica del mundo.

Es por ello que nos hemos opuesto desde siempre a la presentación como un avance de la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas o su participación en las guerras como combatientes. Desde nuestra óptica feminista esto es una aceptación de los valores patriarcales y un paso más en la progresiva militarización social. Los planteamientos feministas – antimilitaristas apuntan a una sociedad sin dominaciones de género y, por extensión, sin ningún tipo de dominaciones.

Desde estas premisas, queremos denunciar la situación de las zonas en conflicto y cómo las medidas que toma la Comunidad Internacional son ineficaces, cuando no inexistentes. Mientras que esas medidas van desde armar a las diversas facciones del conflicto a organizar inútiles cumbres para sentar las bases de una hipotética negociación que nunca llega, las poblaciones civiles de Siria, Iraq, Afganistán, Ucrania, Yemen, etc siguen sufriendo las consecuencias de la guerra, la militarización sigue aumentando y vemos como cada vez se silencian más las voces que apuestan por soluciones noviolentas a los conflictos.

La situación se vuelve más sangrante cuando vemos cómo la civilizada Europa aplica políticas dignas de cualquier régimen dictatorial a la población refugiada de los campos de concentración en Grecia y Turquía, y además se lava las manos dejando que las medidas más sucias las tomen otros (en este caso Turquía).

Por ello manifestamos que:

Es urgente y necesario generar otras políticas de acogida y solidaridad con la población sufriente de las zonas en conflicto.

Que se tomen medidas urgentes encaminadas a la erradicación de la investigación, fabricación y venta de armas, para acabar con este comercio que alimenta la violencia y los conflictos que asolan a la humanidad.

Denunciamos el carácter patriarcal y militarista de la Resolución 1325 de la ONU y otras similares, que representan la guerra y el conflicto militar como un hecho natural e inevitable.

Invitamos a hacer Objeción Fiscal en la Declaración de la Renta (*), como medio al servicio de la Paz. Con ello se pretende que no se destine “Ni un solo euro, ni una sola mujer, ni un solo hombre, ni un solo pensamiento para la guerra”; que no se destine un euro a fabricar/investigar armas que matan a seres humanos.

La paz es un valor fundamental para las vidas de las personas, las familias y las naciones del mundo.

(*) Para más información sobre la campaña de Objeción Fiscal a los Gastos Militares:
www.nodo50.org/objecion fiscal/
www.educarueca.org/


CONVOCATORIA 28 febrero 2016: Por la desmilitarización, 27 años de insumisión

English                             Français

El 28 de febrero de 2016, último domingo de mes
En la Plaza Mayor (junto al caballo), a las 12 horas
Mujeres de Negro contra la guerra – Madrid
Invitan
a una concentración de negro y en silencio:

Para avanzar en
el camino de la desmilitarización y la paz,


en el 27 aniversario del movimiento de Insumisión


Mujeres de Negro de Madrid contra la guerra decimos

Queremos alzar nuestra voz para reclamar:
Protección y apoyo para las activistas de paz en cualquier lugar del mundo.
Libertad para las presas y presos por la Paz.
Derecho a la Objeción de Conciencia a las estructuras militares.
Desobediencia civil frente a los conflictos armados.
Que no se recurra a las armas y al militarismo para solucionar los conflictos.

Expulsemos la guerra y la violencia
de la historia
y de nuestras vidas

C/ San Cosme y San Damián, Nº 24, 2º
28012 – Madrid

……………………………………………………………………….

Para avanzar en
el camino de la desmilitarización y la Paz

El pasado 20 de febrero se cumplían 27 años del movimiento de Insumisión. En aquel día de 1989 57 insumisos acudieron a los juzgados para declarar que no estaban dispuestos a prestar el Servicio Militar Obligatorio ni la Prestación Social Sustitutoria. Estos jóvenes se enfrentaban a penas de más de 2 años de cárcel, pero a pesar de esto y de las duras críticas que sufrieron al principio, poco a poco consiguieron un impresionante respaldo social que hizo del movimiento de Insumisión en España un caso único en el mundo.

Esta campaña de desobediencia civil se extendería hasta el año 2002, cuando fueron liberados de la cárcel los últimos insumisos a los cuarteles. La mili había dejado de ser obligatoria, pero la insumisión a los cuarteles pretendía poner el foco sobre el objetivo final de la Insumisión: la desaparición total de los ejércitos, de la industria militar, de la producción y comercio de armamento y, en definitiva, del pensamiento militarista como regulación de los conflictos.

En estos años 20.000 jóvenes se declararon insumisos públicamente, en torno a cuatro mil fueron juzgados y más de un millar encarcelados. Miles de familiares, amigos y compañeras de trabajo o estudios apoyaron y difundieron la desobediencia a los ejércitos. Muchas personas más se implicaron en diversos colectivos que desde entonces propagan el derecho colectivo a no tomar las armas y a enfrentarse a las guerras de forma noviolenta.

Aunque en ningún país se ha repetido un fenómeno similar, hoy existen presos y presas de conciencia a las instituciones militares en diversos lugares del mundo: desde Finlandia a Turkmenistán, como desde Ucrania a EEUU. Algunos ejemplos más relevantes son:

Armenia: Testigos de Jehová detenidos por negarse a realizar un servicio alternativo.

Azerbaiyán: presos acusados de traición por actividades en favor de la paz y la reconciliación con Armenia.

Corea del Sur: al menos 635 objetores de conciencia en la cárcel. Muchos de estos presos son Testigos de Jehová.

Eritrea: por eludir el reclutamiento o desertar del servicio nacional. Existe el reclutamiento de niños y niñas para las fuerzas armadas.

Israel: desde colectivos muy diversos las y los jóvenes se niegan a prestar el servicio militar o a actuar militarmente en los territorios ocupados de Palestina.

La India: por denunciar la Ley de Facultades Especiales de las Fuerzas Armadas.

Turquía: los objetores de conciencia al servicio militar son procesados por deserción.

Estos son sólo algunos de los datos recogidos por La Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) y Amnistía Internacional. Apenas existen noticias de otros países respecto a personas presas por motivos de objeción de conciencia al ejército, de insumisión o deserción. Pero sí conocemos la existencia de movimientos de noviolencia en diversas regiones. Las llamadas “primaveras árabes” fueron protestas pacíficas de la sociedad civil contra las dictaduras y a favor de los derechos humanos. En Iraq, en Siria, en Egipto, en Turquía, en Palestina, y en tantos otros lugares, los movimientos de noviolencia se han visto sepultados o invisibilizados por la actuación violenta de ejércitos y facciones militares.

Por eso queremos alzar nuestra voz para reclamar:

Protección y apoyo para las activistas de paz en cualquier lugar del mundo.

Derecho a la objeción de conciencia a las estructuras militares.

Desobediencia civil frente a los conflictos armados.

Libertad para las presas y presos por la Paz.

Que no se recurra a las armas y al militarismo para solucionar los conflictos.